Biografía John Paul Ospina

timeline_pre_loader
Primeros años

John Paul bebé, desnudo boca abajo
¡Exclusiva! John Paul posa para su primera sesión de fotos desnudo.

Nace del amor por la música

John Paul Ospina Morales es un compositor, cantante y productor musical colombo canadiense nacido el 2 de septiembre de 1980 en Vancouver – Canadá. Hijo mayor de dos medellinenses que se conocieron en Canadá y se unieron gracias a las historias musicales de su juventud al pertenecer a corales y tunas de Medellín.
Vivió sus primeros años a las afueras de Vancouver, rodeado de una silenciosa calma que le brindó una conexión con la naturaleza. Luego contrastó esta calma con la bulliciosa ciudad de New York, donde su familia se trasladó cuando él tenía la edad de 6 años.

Ensayo de un musical en un escenario
Ensayo para un musical escolar en New York. John Paul se encuentra en el lado izquierdo vestido de gris y azul.

La ciudad de los musicales

La música lo atrapó en New York, una ciudad en donde “¡La música me pegó con todo! Todo el mundo tenía equipos de sonido, todo el mundo escuchaba música todo el tiempo” como él mismo expresa. Al vivir rodeado de latinos en Queens, se vio influenciado por géneros como el tango, el bolero, el rap en español, la salsa y el merengue.

Mientras tanto, en el colegio y en la ciudad se dejaba seducir por géneros anglo. Cuenta que “En New York todo era acerca de los musicales ¿Te viste este? ¡Voy a trabajar en este!, incluso en el colegio hacíamos un musical cada año”

De esta manera se vio influenciado por el jazz, un género que hizo que artistas como Liza Minelli y Frank Sinatra se convirtieran en ídolos de New York. Es tal la cultura musical de esta ciudad que “Te llega porque sí, así tengas 6 años”.

Juegos con la música

Desde la edad de 8 años, poseía una mente curiosa que disfrutaba resolviendo acertijos matemáticos y de razonamiento. Descubrió en la música un rompecabezas que le brindaba otras sensaciones como él mismo lo narra “Me gustaba jugar a ver cómo se repetían las melodías, como variaban, tratar de imitar los sonidos y cómo interactuaban unos instrumentos sobre otros”. Unos ‘juegos’ que determinaron su futuro como productor musical.

Además, pasaba sus tiempos libres jugando a armar una banda de rock con su hermana Pamela Ospina, quien también tomó estos juegos como algo muy en serio y ahora se dedica también a la música.

John Paul niño, junto a su hermana Pamela con una guitarra y un micrófono de juguete
Junto a su hermana Pamela, John Paul tuvo su primera banda de rock, que realizó gira por toda la casa.

¡Nos vamos para Medellín!

Con el fin de reconectar con sus raíces, sus padres decidieron mudarse a Medellín cuando John Paul tenía 11 años. A pesar de que sus padres le hablaban en español en casa, necesitó de un tutor que le ayudara a hablar fluidamente este idioma.

Por sus dificultades con el español y su timidez, al ingresar al nuevo colegio hizo pocos amigos, pero su amor por la música pronto lo hizo aumentar su grupo de amistades con otros que compartían esta afición. Incluso armó su primera banda de rock con otros jóvenes del colegio.

Años de formación musical

Grupo coral, en el que participó John Paul
John Paul cantando en la Coral de la UPB dirigida por Jorge Hernán Arango. Presentación en San José – Costa Rica.

¿Y qué estudio?

Debido a su gusto por las asignaturas formuladas, pensó en estudiar arquitectura para ganarse la vida mientras hacía música, ya que no veía cómo formalizar su pasión. Afortunadamente, después descubrió que podía estudiar música de manera profesional.

Empezó a estudiar Canto Lírico en la Universidad Adventista de Medellín como una preparación para pasar las audiciones del pregrado en Canto Lírico de la Universidad de Antioquia; ya que ambas universidades compartían algunos profesores muy buenos de los que le habían hablado.

Para la audición debía presentarse con un aria clásica que sintió que no había hecho para nada bien, por lo que en ese momento sintió algo que le hizo devolverse y pedir una segunda oportunidad; esta vez hizo algo más de su gusto cantando The Bare Necessities del Oso Baloo en el Libro de la Selva. Considera ese como uno de los momentos más bonitos de su vida.

¡El llamado del rock!

Después de un par de años aprendiendo canto lírico y compartiendo con otros músicos profesionales, sintió que le faltaba algo: “Yo quería hacer Rock y no me sentía familiarizado con la música de cámara”.  Por lo que al pensar en su futuro musical, decidió dejar la universidad para hacer música con la que se sintiera más identificado.

En ese momento, alternaba cantando en una coral de música de cámara contemporánea y una banda de rock de la ciudad llamada eLSÓTANO. El amor por The Beatles y U2 que compartía con los otros tres integrantes de la banda, hizo que compartieran momentos musicales muy valiosos, entre ellos la composición conjunta y un tour regional.

Durante esta época, intensificó su composición, logrando desarrollar sus ideas para plasmarlas en piezas musicales incluidas en eLSÓTANO y su primer demo, con el que inició la búsqueda de nuevas oportunidades musicales.  

John Paul cantando en un bar, junto a dos guitarristas y un bajistas, en la banda ElSótano
John Paul cantando con la banda de rock ElSótano en Arte Vivo Medellín. Junto a Tjebbe Donner, Camilo Villamizar y Camilo Galeano.

Profesionalización en Colombia

TODO al tiempo: modelaje, actuación, música y presentación

Estando en Medellín, una amiga lo invitó a modelar; aunque inicialmente era una para divertirse y ganar dinero extra, se transformó en una profesión que lo llevó a Bogotá a trabajar con grandes marcas.

Fue seleccionado por diversos diseñadores de moda y marcas para ser la imagen de varias campañas en Colombia y América Latina, entre ellas Levi’s, Diesel, Fedco, Lina Cantillo, Ricardo Pava, El Ministerio de Turismo de El Salvador, Bellsouth, Kellogg’s, y Johnson & Johnson Latinoamérica. Su trabajo lo llevó a ser nominado como Mejor Modelo Masculino en los Premios Cromos de la Moda en 2004.

Paralelamente, trabajaba en diversas productoras bogotanas que se dedicaban a hacer música para televisión. De esta manera logró ser la voz de distintas marcas, entre las cuales destaca hacer la canción principal de El Mundo Divertido de Peep de Discovery Kids y la oportunidad de incluir varias canciones de eLSÓTANO en la novela colombiana Francisco El Matemático.

John Paul Ospina posa como imagen de Chevignon Jeans en la Revista Trendy
John Paul Ospina en su faceta de modelo para Chevignon Jeans, con un look de cabello rizado.

Estando en un desfile de modas conoció a la maestra Vicky Hernández, con quien obtuvo una beca para estudiar actuación en su academia, fortaleciendo así sus habilidades escénicas. Después de terminar su proceso formativo, surgió la posibilidad de ser presentador del programa Mucha Música de City Tv, donde cuenta que “pensaba siempre en que al entrevistar al artista se sintiera cómodo, como me gustaría que me entrevistaran a mí. Allí sentía que le aportaba a la escena local, que para mí es algo muy importante”.

John Paul compartiendo con el equipo de Mucha Música en los estudios de grabación
John Paul compartiendo con el equipo de Mucha Música, programa musical transmitido por City TV (Bogotá)

Proyección Internacional

John Paul en el escenario de Latin American Idol escuchando a los jueces
John Paul Ospina participando en la primera versión de Latin American Idol

A nivel latinoamericano

Después de ver la publicidad de la primera versión de Latin American Idol, decidió presentarse como una más de sus aventuras, logrando llegar al equipo de 12 finalistas, en el que obtuvo el séptimo puesto. Cuenta que en esta experiencia “debí interpretar géneros con los que no sentía ninguna conexión, pero a largo plazo me aportaron mucho musicalmente”

El programa fue grabado en Buenos Aires, por lo que John Paul aprovechó para comprar diversos equipos de producción musical que no encontraba en Bogotá y grababa con sus compañeros del programa concurso.

Participar en Latin American Idol visibilizó su trabajo, por lo que cuenta que recibió propuestas con las que no se sentía conectado, como pertenecer a una boy band, protagonizar una novela y ser cantante de música norteña. Fue llamado de E! Entertainment para audicionar para un nuevo proyecto de noticias de entretenimiento en español, co-presentado por Daniela Kosán.

E! News Latinoamérica

Al llegar a la audición, se encontró con presentadores que tenían una mayor trayectoria en la televisión, por lo que intimidado, se hizo al final de la fila mientras se preparaba. Al terminar su audición, cuenta que “todos se quedaron callados y el productor me dijo ‘Me encantó tu presentación’ y Daniela Kosán –quien era muy famosa- se acercó y me dijo que quería que yo fuera su compañero”.

Durante 7 años en E! Entertainment Television, buscó generar una vitrina para los artistas emergentes latinoamericanos y sintió un despertar de América Latina ante el mundo. Tuvo la oportunidad de viajar por el mundo conociendo personas del mundo del entretenimiento, mientras que tras de cámaras trabajaba en la composición de sus canciones y realizaba una Maestría en Composición y Producción Musical con Berklee.

Teniendo el mundo del entretenimiento a su alcance, cuenta que “sentía que mi música no estaba lista para proponerla, me sentía bloqueado y que faltaba algo para completar mi música a mi gusto. Creo que en la arte hay procesos que no se pueden forzar, el camino debe ser genuino”

John Paul posando en el estudio de Grabación de E! News Latinoamérica
John Paul en el estudio de grabación de E! News Latinoamérica. ¡Prince Royce quería salir en la foto!

El llamado de la música

Forget Me

Sintiendo que su propuesta musical estaba lista, tomó la decisión de dejar E! News Latinoamérica, para dedicarse a montar NuPop Records y mostrar lo que había construido durante esos años de trabajo tras de cámaras.  Al comunicar la decisión, un profesor de Berklee lo retó a hacer una producción musical como trabajo final de su asignatura, reto que asumió John Paul.

En una de sus últimas entrevistas viajó a Estocolmo, donde conoció unos productores suecos de videoclips, que se enamoraron de Forget Me. En un fin de semana en dicha ciudad, convirtieron la canción en un videoclip inspirado en la moda.

“Fue una experiencia única, ese es el climax de lo que me brindó E!”

Portada de Forget me, el debut musical de John Paul Ospina. Foto: Rey Tuk – Arte: Agnieszka Węglarska

Official Site